Sólo el 25% Logra Curar su Depresion – ¿Queda Esperanza?

Depresion - Anclados en el pasado
Depresion - Anclados en el pasado

La depresion afecta a unos 130 millones de personas en el mundo, de los que menos del 25% tienen acceso a tratamientos efectivos. Mientras, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ya advierte que una de cada cinco personas llegará a desarrollar un cuadro depresivo en su vida, aumentando este número si concurren otros factores como comorbilidad o situaciones de estrés. Actualmente la depresión es una de las principales causas de discapacidad y representa un 4,3% de la carga global de enfermedad. Las razones por las que es tan complicada incluyen:

  • Su inicio temprano.
  • Su impacto funcional.
  • Tiende a la cronicidad.
  • Su recurrencia.

¿Qué es la depresion?

La depresión se presenta como un conjunto de síntomas de predominio afectivo. Sin embargo, en mayor o menor grado, también están presentes síntomas de tipo cognitivo, volitivo y somático. Por esta razón se habla de una afectación global psíquica y física, haciendo especial énfasis en la esfera afectiva. Las característcias comunes pueden ser:
  • tristeza patológica
  • apatía
  • anhedonia
  • desesperanza
  • decaimiento
  • irritabilidad
  • sensación subjetiva de malestar
  • impotencia frente a las exigencias de la vida
Estos síntomas afectivos deben propagarse más allá de las últimas dos semanas para ser considerados como depresion.
La depresión se puede iniciar a cualquier edad, aunque su mayor prevalencia se produce entre los 15 y 45 años, por lo que tiene un gran impacto en la educación, la productividad, el funcionamiento y las relaciones personales.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es toda circunstancia o situación que aumenta las probabilidades de desarrollar una enfermedad o de que ocurra un evento adverso. La depresión es un proceso multifactorial y complejo cuya probabilidad de desarrollo depende de un amplio grupo de factores de riesgo. Hasta el momento no ha sido posible establecer su totalidad ni las múltiples interacciones existentes entre ellos.

Un factor importante es la Ansiedad. Esta patología suele interrelacionarse mucho con la depresion y suele confundirse cual es la que esta actuando de base.

Los factores de riesgo se dividen en:

Factores personales y sociales

  • Mayor riesgo en mujeres que en hombres
  • Enfermedades crónicas
  • Alcohol y tabaquismo
  • Trastornos de ansiedad
  • Sufrir ataques de pánico
  • Migraña
  • Enfermedades cardíacas y desbalances hormonales
  • Bajos recursos socio-económicos
  • Estado civil
  • Estres crónico

Factores cognitivos

  • Esquemas negativos
  • Pensamientos automáticos
  • Distorsiones cognitivas
  • Creencias disfuncionales

Factores familiares y genéticos

Existen condiciones de herencia genética que pueden predisponer a una persona a sufrir depresión si existe historia familiar anterior.

Riesgo de suicidio

La depresión está muy asociada a la conducta suicida. Este factor se considera como un grave riesgo de suicidio. Tanto es así que la probabilidad de suicidio es 4 veces mayor en las personas con depresión en comparación con la gente sana, y 20 veces mayor en el caso de una depresión grave.

El riesgo de suicidio se puede incrementar durante el episodio agudo de depresión y en el período de remisión parcial. Algunos de los factores que se han asociado con mayor riesgo de suicidio en pacientes con depresión son: sexo masculino, historia familiar de trastorno mental, intento de suicidio previo, niveles más graves de depresión, presencia de desesperanza y trastornos comórbidos, especialmente ansiedad y abuso de alcohol y otras drogas.

(Tal vez le interese: ¿Qué es la Psicosis?)

Diagnostico de depresion

El diagnostico certero es muy complejo y requiere de la intervención de un profesional. Este analizará los síntomas y signos del paciente, y evaluará qué herramientas utilizar para llegar al diagnóstico.

En cualquier caso, el estado depresivo debe tener un lapso de por lo menos dos semanas y siempre deben estar presentes como mínimo dos síntomas considerados propios de la depresión.
Existen múltiples test y formularios que el paciente puede realizar para mostrar al profesional (sea un psicólogo o un psiquiatra) los síntomas que el mismo piensa que está sufriendo y que pueden estar asociados a una posible depresion.

Tratamiento de la depresion

En las últimas dos décadas ha aumentado el interés por desarrollar diferentes modelos de atención a la depresión. Entre los factores más importantes que han impulsado la investigación en este ámbito están el reconocimiento de la depresión como una enfermedad crónica y discapacitante y la necesidad de promover enfoques asistenciales compartidos entre atención primaria y especializada.

El tratamiento más directo suele ser la psicoterapia. Existen muchas ramas en la psicología por las cuales se puede tratar la depresion; si tiene dudas de qué tratamiento empezar, no dude en consultar a varios psicólogos. Lo importante es poder encontrar el tipo de terapia que le resulte más cómoda y pueda terminar de solucionar la depresion.

La que más se destaca entre los tratamientos psicoterapeuticos es la Terapia Cognitivo Conductual. La intervención se centra en la modificación de conductas disfuncionales, pensamientos negativos distorsionados asociados a situaciones específicas y actitudes desadaptativas relacionadas con la depresión. El terapeuta adopta un estilo educativo, buscando la colaboración del paciente, de manera que pueda aprender a reconocer sus patrones de
pensamiento negativo y reevaluarlo. Este enfoque requiere que el paciente practique sus  nuevas habilidades entre sesiones mediante tareas para casa y ensaye nuevas conductas.

Fármacos antidepresivos

La otra opcion para el tratamiento principalmente de depresiones graves son los fármacos antidepresivos. El efecto definitivo de estos fármacos suele darse pasadoas unas 2-3 semanas. Sin embargo existe un 20% de pacientes que no responden a los fármacos, incluso a dosis adecuadas.

Estos fármacos suelen ser potentes inhibidores de la depresión, pero al retirarlos del tratamiento pueden llevar a un efecto rebote muy grave. Esta desventaja es muy importante a tener en cuenta al comenzar un tratamiento y los psiquiatras deben informalo correctamente al paciente.

Perspectivas a futuro

Aunque la posibilidad de recaer en depresion suele existir en muchos de los pacientes tratados, contar con información es de gran importancia. Esto se debe a que la percepción de los pacientes sobre su enfermedad y los servicios de salud influye en gran medida en cómo acceden y se relacionan con el sistema sanitario.

Si se tiene en cuenta al tratamiento con fármacos, se pueden encontrar aspectos negativos (dependencia, efectos secundarios, sedación, entre otros) y positivos (disminuye la ansiedad, mejora la calidad del sueño, reduce las ideas negativas). Aunque suele resultar muy util en los casos graves, se percibe una falta importante de información.

La psicoterapia en general se valora de forma muy positiva, y entre sus puntos positivos está el papel terapéutico, la oportunidad de poder hablar y buscar formas de enfrentarse a la situación. No se destacan aspectos negativos, aunque no se considera el tratamiento idóneo para todas las personas y se pone de manifiesto que su eficacia depende de factores relacionados con los profesionales, como la capacidad y empatía.

El seguimiento se percibe como una parte clave del proceso, y sin embargo es la que más se deja de lado. Tanto pacientes como familiares consideran que el seguimiento debiera ser más estrecho y servir para adecuar las estrategias terapéuticas.

(Tal vez le interese: Como comer sano y sentirse genial todos los dias)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*