6 razones para elegir una dieta baja en carbohidratos

bajo carbohidratos

No creo que todos debemos comer la misma dieta. Todos somos diferentes y lo que funciona para una persona puede no funcionar para la siguiente. Diferentes estilos para diferentes personas. Cabe destacar, una gran parte de la gente se beneficia de una dieta baja en carbohidratos. De hecho, hay muy pocas cosas en la nutrición que estén tan rigurosamente testeadas como las dietas limitadas en carbohidratos para aquellos que poseen:

  • Diabetes
  • Obesidad
  • Sobrepeso

Para estos trastornos, tenemos al muchos ensayos controlados aleatorios que verifican, con toda seguridad, que las dietas limitadas en carbohidratos generan mejores resultados que la dieta baja en grasas que normalmente se prescribe.
Acá hay 5 razones para elegir bajo en carbohidratos sobre bajo en grasa, respaldado por la ciencia.

1. La dieta baja en carbohidratos conduce a la restricción de calorías sin esfuerzo

En estudios donde se comparan las dietas bajas en grasa y bajas en hidratos de carbono, algunas veces se les permite comer hasta que esté lleno, mientras que los grupos con restricción de grasa requieren contar calorías y verificar las porciones.
A pesar de eso, los individuos que hacen dieta tienden a comer la misma proporción o además menos calorías que los grupos bajos en grasa debido a la influencia reductores del apetito de la dieta.
Es decir, estas dietas conducen a la pérdida de peso automática. no es necesario verificar porciones mientras los carbohidratos se mantengan bajos.

A diferencia de los que hacen dieta baja en grasas, los que comen menos en carbohidratos no requieren verificar las porciones ni contar las calorías. Comer menos carbohidratos conduce a una baja automática del apetito y la pérdida de peso sin mucho esfuerzo.

(Tal vez le interese: 6 alimentos poco saludables que debería dejar de consumir)

2. Bajo en carbohidratos reduce los triglicéridos


Los niveles sanguíneos de triglicéridos son un factor de riesgo importante para la enfermedad cardíaca y se relacionan directamente con la proporción de carbohidratos procesados en la dieta.
Por esa razón, parece intuitivo que las dietas bajas en hidratos de carbono llevarían a una baja en los triglicéridos, mientras que las dietas bajas en grasas deberían incrementarlas.
Este es de hecho el caso. Dichas dietas reducen notablemente los triglicéridos, mientras que las dietas bajas en grasa o no las mejoran mucho.

Las dietas bajas en carbohidratos disminuyen los triglicéridos, las moléculas de grasa relacionadas con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

3. Las dietas bajas en carbohidratos conducen a una mayor pérdida de peso

La restricción de carbohidratos casi inevitablemente conduce a una mayor pérdida de peso que las dietas reducidas en grasa. A veces la diferencia es pequeña, mientras que otras veces se pierde 2-4 veces más grasa.
Cuando se ha testeado, puede verse que una mayor cantidad de la grasa perdida provenía de la zona abdominal. Esto significa que la grasa visceral profunda, altamente asociada con la diabetes, las enfermedades cardíacas y una apariencia poco favorecedora, es especialmente susceptible a la influencia de la quema de grasa de las dietas bajas en carbohidratos.

En pocas palabras los consumidores bajos en hidratos de carbono pierden más peso con respecto con los individuos con dietas bajas en grasas. Bajo en carbohidratos es particularmente efectivo para disminuir la grasa del vientre.

4. Las dietas bajas en carbohidratos aumentan el colesterol HDL

Los niveles de colesterol HDL (el colesterol “bueno”) son un factor preventivo importante para la enfermedad cardíaca.
En pocas palabras, HDL transporta el colesterol lejos de los periféricos del cuerpo y hacia el hígado para su reutilización o excreción.
Otro efecto importante es que aumentan los niveles de HDL, mientras que las dietas bajas en grasa tienden a aumentarlos menos o además a reducirlos.
El índice de triglicéridos: HDL es un marcador muy confiable para la resistencia a la insulina, el síndrome metabólico y el riesgo de enfermedad cardíaca .

Es decir, en todo caso, las dietas bajas en carbohidratos deberían ser mucho más efectivas para su corazón y su salud producen que la dieta baja en grasas que aún rige las recomendaciones tradicionales. Además son mejores para aumentar el colesterol HDL que las dietas bajas en grasa, que además pueden reducir el HDL en algunos casos.

(Tal vez le interese: Comer sano y sentirse genial)

5. Las dietas bajas en carbohidratos mejoran el control glucémico

El grupo que más se beneficia de las dietas bajas en carbohidratos son los diabéticos.
Los diabéticos tienen una incapacidad para enviar glucosa a las células. Los carbohidratos = glucosa y el exceso de glucosa en el torrente sanguíneo es tóxico.

Menos carbohidratos = menos glucosa para los diabéticos. Esto lleva a niveles más bajos de azúcar en la sangre y menos necesidad de insulina para bajar la glucosa.

En muchos casos, las dietas bajas en carbohidratos parecen curar la enfermedad grave llamada diabetes tipo II.
Algunos médicos que generalmente recetan estas dietas en la práctica algunas veces pueden reducir la insulina en un 50% en el primer día de la dieta, luego muchos pacientes pueden disminuir o además dejar de tomar medicamentos (curados de manera efectiva) en cuestión de semanas o meses.

Dicho esto, si es diabético, siempre debe consultar con un profesional médico antes de realizar cambios en la dieta.

Comer una dieta baja en hidratos de carbono puede mejorar el control del azúcar en la sangre y reducir las necesidades de medicamentos en los diabéticos. Algunas personas con diabetes tipo II además pueden dejar de tomar medicamentos después de un tiempo con la dieta.

6. Las dietas bajas en carbohidratos son más fáciles de seguir

Las dietas bajas en hidratos de carbono restringen grupos de alimentos completos, lo que algunas personas piensan que es imposible.
Cabe destacar que las dietas en realidad parecen ser más fáciles de sostener que las dietas bajas en grasas.
Esto significa que de los individuos asignados a la primera dieta son más personas en realidad tienden a llegar al final del estudio.

Es un mito que las dietas bajas en carbohidratos son más difíciles de sostener que las dietas bajas en grasas. De hecho, los estudios encuentran que los individuos tienen más probabilidades de finalizar el período de estudio con una dieta baja en carbohidratos.

Hay muchas razones por las que debe probar una dieta baja en carbohidratos en lugar de baja en grasas.
Los consumidores bajos en carbohidratos tienden a comer menos calorías y se sienten menos hambrientos. También pierden más peso con respecto con los comedores bajos en grasa.
Consumir pocos carbohidratos también mejora muchos factores de riesgo para la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardíaca.
De hecho, estas dietas se encuentran entre las formas más fáciles y efectivas de perder peso y mejorar la salud.

1 Comentario

1 Trackback / Pingback

  1. 6 alimentos poco saludables que debería dejar de consumir | Hábito y Salud

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*