La Carne Aumenta el Cáncer un 8% – Cambie a un Menu sin Carne Ya!

Menu sin carne - Efectos sobre la salud
Menu sin carne - Efectos sobre la salud

A continuación detallaremos los resultados obtenidos de varios estudios realizados con el fin de descubrir si una dieta a base de carnes puede llegar a afectar la salud. La alternativa de un menu sin carne cobra fuerza y podría llegar a prevenir el cáncer.

Diabetes y síndrome metabólico

Se sabe que la dieta cambia marcadores de la salud metabólica o el riesgo a diabetes.

Una investigación que utilizó datos de la tercera Encuesta Nacional de Salud Familiar 2005-2006 (n = 156,317 personas) de adultos de 20-49 años encontró que el consumo de lacto, lacto-ovo y derivados se relacionó con una menor probabilidad de diabetes en comparación con dietas No-vegetarianas. Igualmente, una investigación del Adventist Health Study-2 encontró que los casos de diabetes desarrollados fueron más bajos en veganos (0.54%).

Además, los datos transversales del Adventist Health Study-2 (n = 773) mostraron que la prevalencia del síndrome metabólico era más alta en No-vegetarianos (39.7%), intermedia en flexivegetarianos (37.6%) y más baja en vegetarianos (25.2%) . No se informaron los datos de los veganos. Los hallazgos del mismo estudio también destacaron que la prevalencia de diabetes fue del 2.9% en veganos, 4.8% en flexivegetarianos y 7.6% en No-vegetarianos. Con respecto a la presión arterial, la investigación que involucró a 26 mujeres posmenopáusicas de conventos encontró que los omnívoros tenían presiones sistólica y diastólica significativamente más altas que los flexitarianos.

Calidad de la dieta – Menu sin carne

Seis estudios se centraron en la calidad de la dieta, la ingesta nutricional y / o el estado de la comida. En un ensayo aleatorizado, los adultos con sobrepeso y obesos fueron asignados a diferentes dietas basadas en plantas. Los participantes asignados a las dietas vegetariana y vegana habían mejorado significativamente los perfiles de macronutrientes y los puntajes del Índice Inflamatorio de la Dieta (DII) (una herramienta para evaluar el potencial inflamatorio de una dieta).

Los estudios restantes fueron principalmente de naturaleza observacional. Por ejemplo, una encuesta basada en Internet que utiliza herramientas de recopilación de datos de la Encuesta de Consumo de Alimentos de Bélgica y una muestra de conveniencia de sujetos mostró que las dietas veganas tenían la menor energía total y la mayor ingesta de fibra en comparación con los omnívoros. Además de esto, los resultados de 96,335 adultos en el Adventist Health Study-2 mostraron que aquellos que comían más vegetales tenían la ingesta calórica más baja (1,713 kcal / día), pero aparte de esto, había pocas diferencias en la dieta.

La investigación transversal del Australian Longitudinal Study on Women’s Health (n = 9,113) mostró que las tasas de hierro bajo, deficiencia de hierro o anemia fueron más altas en vegetarianos (42,6%), seguidas por flexitarianos (38,6%) y No-vegetarianos ( 25.5%). Otra investigación centrada en el perfil de las dietas de omega-3 mostró que las dietas veganas y vegetarianas condujeron a reducciones en los niveles de ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico en comparación con los semi omnívoros.

Resultados de salud adicionales

Tres estudios se centraron en otros resultados sobre la salud general. Un estudio observó que un menu sin carne ayudó a prevenir la recaída de los síntomas en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Investigaciones adicionales realizadas por el mismo equipo concluyeron que hasta 32,4 g de fibra dietética, administrada a través de un menu sin carne, podrían administrarse a pacientes con EII, lo que indica que podrían utilizarse como tratamiento de apoyo para pacientes con enfermedad de Crohn.

Cáncer

Cuatro estudios recientes cumplen con las normas para considerarlos válidos. Un estudio examinó los patrones vegetarianos en relación con el riesgo de cáncer de mama utilizando datos de 96.001 adultos que participaron en el estudio prospectivo Adventist Health Study-2 (2002-2007). Los resultados mostraron que los veganos tenían un riesgo significativamente menor de cáncer de mama en comparación con los vegetarianos y No-vegetarianos.

Con respecto al riesgo de cáncer de próstata, los datos de 26,346 hombres que participaron en el Adventist Health Study-2 encontraron que solo las dietas veganas se asociaron con un riesgo reducido de cáncer de próstata. Igualmente, un análisis anterior de este estudio mostró que las dietas veganas tenían una protección estadísticamente significativa para la incidencia general de cáncer .

 

Queda para el futuro aprender y decidir como transicionar a un menu sin carne y si es que vale la pena para proteger la salud de la población.

Síganos y compartan en:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*